Los 4 jinetes del apocalipsis

Apocalipsis

La palabra apocalipsis viene del latín “apocalypsis”, que proviene a su vez del griego «αποκαλυψις» (apokkalyphis) que quiere decir revelación. El último libro del nuevo testamento de la Biblia cristiana lleva ese nombre, apocalipsis o el libro de las revelaciones. ¿Qué revelaciones?  Las revelaciones que le hizo Dios a Juan, sobre cómo sería el fin de los tiempos. ¿A qué Juan? Muchos católicos atribuyen la autoría al evangelista, el apóstol San Juan.

Sin embargo, muchos consideran que no se trata de la misma persona, Juan sería un personaje desterrado en la isla de Patmos, en el mar Egeo, desterrado por predicar la fe cristiana. El libro habría sido escrito hacia finales del siglo I. El apocalipsis es una carta de Juan a las 7 iglesias de Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardes, Filadelfia y Laodicea.

A Juan, se le aparece Jesús resucitado y glorificado en persona y le dicta mensajes para cada una de las 7 iglesias, luego Jesús abre una puerta hacia el cielo y pide a Juan que lo acompañe pues le mostrará las cosas que están por suceder.

Cuando llega al cielo ve a Dios sentado en su trono, rodeado por 24 ancianos y protegido por las 4 legendarias bestias bíblicas, descritas en otros pasajes como el de Ezekiel, la criatura con forma de león, la criatura con forma de águila, la criatura con forma de toro y la criatura con forma de hombre, protectores del trono de Dios. ¿Querubines quizás? 

El 7

4 seres vivientes
Los 4 seres vivientes

El libro tiene una estructura septenaria, es decir, está escrito en series del número 7 a lo largo de todo su corpus. Jesús se aparece entre 7 candelabros que representan 7 iglesias y con 7 estrellas en la mano que representan a los 7 patriarcas de las iglesias.

Luego vienen 7 sellos, los 4 primeros sellos hablan de los 4 jinetes del apocalípsis, luego las 7 trompetas divididas en 4 desastres naturales y 3 ayes, las 7 visiones, de la ramera, el dragón, la bestia, la segunda bestia, los 144000, los 3 ángeles y los hijos del hombre.  luego 7 copas que contienen 7 plagas para la humanidad. 

Lo narrado en el apocalipsis es tan extraño, que es difícil pensar que pueda ser una visión literal, podría tratarse de alegorías o incluso podría ni siquiera ser una profecía si no un mensaje codificado de Juan, que recordemos estaba preso, hacia la comunidad en el exterior. El contenido desquiciado permitiría a sus captores pasar la carta al considerarla inofensiva.

¿Y qué es lo que pasa en el apocalípsis?

Entre las primeras cosas que ve Juan es un rollo que tiene Dios que posee 7 sellos, se le entrega al cordero y este comienza a romperlos. 

Al romper el primer sello, aparece un caballo blanco, y el que lo monta llevaba un arco en la mano. Se le dio una corona, y salió triunfante a conquistar.

Con el segundo sello aparece un caballo rojo, y el que lo monta recibió poder para quitar la paz del mundo y para hacer que los hombres se mataran unos a otros.

Con el tercer sello aparece un caballo negro, y el que lo monta tenía una balanza en la mano. Se le dio el poder para matar de hambre a la humanidad.

Con el cuarto sello aparece un caballo amarillo, y el que lo monta se llama Muerte. Se le dio poder sobre la cuarta parte del mundo, para matar con guerras, con hambre, con enfermedades y con animales salvajes.

Estos son los 4 jinetes del apocalipsis. 

Los 4 jinetes del apocalipsis
Los 4 jinetes del apocalipsis

Con el quinto sello se les pide a los mártires esperar a que muera el resto de sus acompañantes.

Cuando se rompe el sexto sello hay un gran terremoto. El sol se vuelve negro, como ropa de luto; toda la luna se vuelve roja, como la sangre, y las estrellas caen del cielo a la tierra. Con el séptimo sello solo se produce silencio en el cielo durante una hora.

Las Trompetas

A continuación aparecen 7 ángeles con 7 trompetas.

El primer ángel toca su trompeta, y son lanzados sobre la tierra granizo y fuego mezclados con sangre. Se quemó la tercera parte de la tierra, junto con la tercera parte de los árboles.

El segundo ángel toca su trompeta, y fue lanzado al mar algo que parecía un gran monte ardiendo en llamas; y la tercera parte del mar se volvió sangre. La tercera parte de todo lo que vivía en el mar, murió, y la tercera parte de los barcos fueron destruidos.

El tercer ángel toca su trompeta, y una gran estrella, ardiendo como una antorcha, cayó del cielo sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales. La estrella se llama  Amargura o Ajenjo y la tercera parte de las aguas se volvió amarga, y a causa de aquellas aguas amargas murió mucha gente.

El cuarto ángel toca su trompeta, y fue dañada la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas. De modo que una tercera parte de ellas quedó oscura, y no dieron su luz durante la tercera parte del día ni de la noche.

Y aquí pasa un águila y grita “ayayay”, si no les gustaron esas trompetas, deja que suenen las otras tres.

Trompeta de Gabriel
Trompeta de Gabriel

El quinto ángel toca su trompeta, y vio una estrella que había caído del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Abrió el pozo del abismo, y de él subió humo como de un gran horno; y el humo del pozo hizo oscurecer el sol y el aire.

Las Langostas

Del humo salieron langostas que se extendieron por la tierra. Se les mandó que no hicieran daño a la hierba de la tierra ni a ninguna cosa verde ni a ningún árbol, sino solamente a quienes no llevaran el sello de Dios en la frente. Pero no se les permitió matar a la gente, sino tan sólo causarle dolor durante cinco meses; y el dolor que causaban era como el de una picadura de alacrán.

El comandante de este ejército de plagas es el ángel guardián de las puertas del abismo. Abadón, también conocido como Apolión. Aunque hay personas que lo ponen como un demonio, según el apocalipsis es un ángel al servicio de Dios.

Cuando el sexto ángel toca la trompeta, se ordena soltar a los 4 ángeles que están atados en el río Eufrates para que con un ejército de 200 millones de soldados vayan a asesinar a un tercio de la humanidad, por vía del fuego, el humo y el azufre. 

Cuando el séptimo ángel toca la trompeta, presumiblemente Gabriel, se anuncia el cumplimiento del plan secreto de Dios, el anuncio del juicio final. En este momento hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y una gran granizada.

Las criaturas que ve Juan y el 666

A continuación Juan empieza a describir a varias criaturas. Primero al gran dragón rojo de siete cabezas, diez cuernos y una corona en cada cabeza que con la cola arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo, y las lanzó sobre la tierra.

El dragón y sus ángeles libran una batalla contra el arcángel Gabriel y sus tropas y es derrotado y expulsado a la tierra. Este dragón es Satanás, literalmente, pero ¿Está hablando Juan del futuro o del pasado? ¿Esta guerra en los cielos ya pasó? ¿O va a pasar otra guerra en el cielo?

A continuación llegamos al capítulo 13 del apocalipsis. Donde se describe a dos bestias. La primera viene del mar, con siete cabezas y diez cuernos. En cada cuerno tenía una corona, con forma de leopardo, patas como de oso, y boca como de león.

El dragón le dio su poder y su trono, y mucha autoridad. Es decir, estamos hablando del anticristo. Con el gran poder y , autoridad que recibe es venerado por los humanos junto con el dragón. Por primera vez se habla de una guerra, pues el anticristo lanza una guerra contra Israel, y gana.

Según será adorado por todos los humanos cuyos nombres no aparezcan en el libro de la vida desde el principio de los tiempos, pero, me surge una duda: Si los nombres están escritos en ese libro, ¿existe el libre albedrío? ¿o se es bueno desde el inicio y malo desde el inicio? 

Luego Juan ve aparecer una segunda bestia, venida desde la tierra, que engaña a los humanos para que adoren a la primera bestia y hace prodigios para que le admiren. El falso profeta.

El 666

Además, hace poner la marca de la bestia en la mano derecha y en la frente de todos los humanos y el que no tenga esa marca no podrá comprar ni vender. La marca es el nombre de la bestia o el número de la bestia. Y aquí, la frase más famosa del apocalipsis: El que tenga sabiduría que entienda y calcule el número de la bestia, pues es un número de hombres y es el

La Bestia
La Bestia

666.

7 Ángeles y 7 Copas.

La siguiente visión del apocalipsis de Juan describe a 7 ángeles que derraman 7 copas, cada una de ellas con calamidades para los humanos. Llagas para los marcados por la bestia, el mar rojo como sangre con todos sus animales muertos, los ríos vueltos sangre, el sol quemando con fuego a la gente, oscuridad, la sequía del río eufrates, esto para permitir el paso de los ejércitos de los reyes de oriente reunidos por el dragón, la bestia y el falso profeta.

Y reúnen a todas sus tropas en Armaggedon, que como ya hemos comentado en otros episodios, se trata de una explanada cerca de la colina de Megido, en Israel, para la batalla final.

La última de las calamidades es un gran terremoto, el peor de todos los tiempos que divide a Jerusalén en 3 y una espectacular granizada, con piedras de hielo de más de 40 kilos.

7 Colinas

También hay una visión de una gran prostituta vestida de púrpura y rojo adornada con oro, piedras preciosas y perlas, de que se sienta sobre 7 colinas. ¿La iglesia católica? La prostituta será destruida. También tiene una visión de la destrucción de la gran Babilonia, la gran ciudad llena de impurezas, prostitución, donde los comerciantes del mundo se enriquecieron. ¿Nueva York? La gran ciudad perecerá en el fuego.

Luego viene la gran batalla de Armageddon. Jesús en persona viene a la tierra a comandar a los ejércitos de Dios que derrotan al demonio y al falso profeta y las aves de rapiña son invitadas al festín de las carnes putrefactas de los derrotados.

1000 Años

A continuación, Juan nos dice que un ángel encierra a Satanás por 1000 años, mil años en los que Jesús tiene un reino con los justos que no se dejaron poner la marca de la bestia. ¿Pero esos 1000 años son antes del juicio o hay dos batallas contra el diablo? No está claro.

Lo cierto es que el diablo reúne además de los reyes, a las tropas del mítico pueblo Magog que estaría gobernado por un infame líder llamado Gog. En el apocalipsis no está claro si Gog es un personaje o un pueblo, pero por otras referencias bíblicas, por ejemplo, del libro de Ezequiel, se presume que Gog es una persona.

Apocalipsis en el Islam

Vamos a darle una vuelta ahora al apocalípsis para ver cómo lo ve el Islam. Recordemos que el Islam es algo así como la versión 3.0 del judaísmo, siendo el cristianismo la versión 2.0. El Corán es un libro dictado al oído de Mahoma directamente por el arcángel Gabriel, Yibril, y la mayoría de los libros judíos y sus personajes también son sagrados en el Islam. Como ya hemos dicho en otros programas, el Islam es la misma religión, Alá y Jehová Yaveh son el mismo personaje. 

Suníes y Chiíes.

En el Islam hay dos grupos religiosos, que aún siendo musulmanes, tienen sus diferencias. Los suníes, que representan un 90% de los musulmanes y los chiíes, el otro 10%. Lo que más conocemos del islam en occidente es la tradición suní, la de los 5 pilares del Islam, que recordemos son, profesión de fé, la oración, el azaque o limosna, el ayuno en ramadán y la peregrinación a La Meca. También hay otro grupos minoritarios como el sufismo, Jariyismo y la comunidad ahmadía.

La palabra Chiíta viene de “Chiat-u-Alí” que quiere decir “seguidor de Alí”, pero ¿quién es Alí?. Antes de que Mahoma muriera, en un paraje llamado Ghadir Al-Jumm, Mahoma proclamó ante una multitud que su primo y yerno Ali Ibn Abi Talib tenía tanta autoridad como él en el Islam.

Para los chiíes, esta proclama era un mandamiento de Mahoma para nombrarlo su sucesor. Cuando Mahoma muere, en 632, tuvo 3 sucesores, Abu Bakr, Ómar y Uthmán, sin embargo los chíies desconocían la autoridad de estos en favor de Alí. Alí sería el cuarto Imán de la comunidad después de Uthmán, pero los Omeyas de Siria se batirían en guerra contra Alí por considerarlo responsable de la muerte de Uthman. Alí es asesinado y fue sucedido por su hijo Husayn ibn Ali, a quiénes los Omeyas tampoco consideraban Iman y nace así el cisma en la religión pues unos seguirían a los Omeyas, los actuales suníes y otros al hijo de Alí y sucesores, hasta llegar al duodécimo Mahdi ibn Hassan.

El Mahdi

Ambas comunidades creen en “el Mahdi”, una especie de mesías que tendrá protagonismo durante el apocalipsis, para los suníes, habrá de nacer en el tiempo del fin, pero para lo chiíes, el Mahdi es Mahdi ibn Hassan, quién desapareció en el año 869 y estaría vivo y oculto esperando las señales del fin de los tiempos para reaparecer. Para los chiíes, no ha habido más imanes después de Mahdi, pues él es el último.

Todos los musulmanes creen en el yawm al-Qiyāmah o el día del juicio final. Ese día toda la humanidad será juzgada por Dios, vivos y muertos, los muertos resucitarán y tendrán que enfrentarse al juicio, donde los malos serán enviados al Jahanam o el infierno, y los buenos irán al Janah, o el paraíso.

El tiempo del fin será anunciado por una serie de señales menores y señales mayores. Entre las señales menores tenemos la práctica de acciones inmorales por parte de la humanidad, así como la promoción de la inmoralidad, la proliferación de la riqueza, la conquista de Jerusalén, el alcoholismo de la humanidad, la conquista de Constantinopla, hoy Estanbul, terremotos, mujeres vistiendo de forma insinuante, la sequía del río Eufrates y otras pocas más.

La Gran Guerra

La primera de las señales mayores es la de una gran guerra. La segunda señal es la aparición del anticristo, o Al Dajjal, un hombre joven y tuerto del ojo derecho, engañando a la gente con milagros. Al Dajjal tendría prohibida la entrada a las ciudades santas de La Meca y Medina.

La aparición de Al Dajjal provocaría la venida de Isa Al-Maseeh (Jesús, el mesías) a la tierra, para asistir al Madhi en la gran guerra contra Al Dajjal. Para los chíis, es el Madhi quien acabará con la vida de Al Dajjal con la ayuda de Jesús, para los suníes, es Jesús quién lo hará directamente.

Al Dajjal convocaría a Ya’juj y Ma’juj (Gog y a su pueblo Magogg) para que acudan a esta gran batalla del fin de los tiempos, ¿dónde? En Armagedón por su puesto.

Se supone que Gog y Maggog están contenidos por una barrera o muralla que les ha impedido venir a hacer la guerra a oriente medio, pero que en el tiempo del fin esa barrera se debilitará y se les permitirá entrar para responder el llamado de Al Dajjal. Las tropas del mal antes de ser derrotadas en Armagedon, sitiaran a los ejércitos del Mahdi y Jesús en el monte Sinaí.

El Madhi, siendo el Iman legítimo, será líder del último gran califato. Último gran Califato. ¿Les suena?

El Isis

Aunque parezca mentira, toda esta historia es la que alimenta las acciones del estado islámico, el Isis o Daesh. Para ellos, su objetivo es fundar el último gran Califato, esto provocaría la aparición del Madhi, las acciones terroristas provocarían la ira de occidente (Maggog) y estos vendrían a hacer la guerra en la tierra santa contra el Califato, lo que a su vez provocaría el regreso de Jesús y el fin de los tiempos. ¿El objetivo? Conseguir que como está prometido, con la intervención de Dios, el resto de religiones desaparezcan de la tierra, ocurra el juicio final y solo quede instaurado un reino de creyentes en el Islam. 

Si quieres saber más escucha este episodio de Melted Metal:

No olvides que todos los podcasts del fukitifu están en nuestra radio: https://www.fukitifu.com/radio/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.